Publicidad de juegos: ¿Ha funcionado el veto del Gobierno?

juegos

Desde el pasado 30 de agosto de 2021 entró en vigencia el Decreto Real que veta la publicidad de salas de juego. Según el ministro de consumo, Alberto Garzón, así se acababa con la ausencia de regulación a la publicidad que los casinos y otras empresas de apuestas realizan.

Este veto fue anunciado el 04 de noviembre de 2020, pero el Gobierno dió un tiempo prudencial para que las diferentes compañías y sus clientes pudieran adaptarse a los nuevos cambios, cerrar negocios y planificar sus operaciones en adelante.

Recordemos que este veto apunta a todo tipo de publicidad para salas de juego, sea publicada en radio y TV, vallas publicitarias, carteles, estadios, circuitos, uniformes de jugadores. También afecta a casinos online reseñados en sitios web como casinoyslots.com.

Luego de todo este tiempo, ¿se han conseguido resultados?

Efecto del veto del Gobierno sobre la publicidad de juegos

Como sucede con cualquier mercado, es difícil hacerse una buena idea de los efectos de las regulaciones del Gobierno sobre las relaciones que solían sostener los participantes de la industria de las salas de juego.

Pero, al menos podemos simplificar un poco y hablar de los efectos sobre quienes ofrecen esta publicidad y sobre quienes las reciben. 

En el caso de las propiedades deportivas españolas, ya en junio de 2021 se acusaba una disminución del patrocinio con casas de apuestas. 

Con todo y que hubo algunas excepciones, como la del Cádiz CF o los acuerdos entre clubes y empresas que esperan ejecutar internacionalmente, los patrocinios crecieron un 1,7% en comparación con los primeros meses de 2020, lo que equivale alrededor de €17,7 millones.

Del lado de los consumidores, ¿ha disminuido el gasto por apuestas en salas de juego? Si comparamos el 3er trimestre de 2020 con el del 2021, se ve un aumento del 30% en las apuestas que equivalen a €2.519 millones. Incluso, han surgido sitios que comparten los mejores consejos para ganar al blackjack.

Esto no significa que hayan tenido ganancias, no obstante. El gross gaming revenue o ingresos brutos del juego (GGR) tuvo una caída del 0.9% durante los 3 primeros trimestres de 2021 en comparación con el período anterior.

¿Significa esto que el veto del Gobierno es inefectivo?

Ni mucho menos. El objetivo principal de la medida es retirar la publicidad de juegos para adolescentes, aunque las loterías nacionales seguirán transmitiendo su publicidad en los medios habituales.

Otra muestra de la efectividad del decreto es que se alcanzó mínimos históricos en el gasto por patrocinio y publicidad de juegos. Durante el tercer trimestre de 2021, este gasto llegó a €1,6 millones, el más bajo desde que iniciaran los patrocinios a equipos deportivos.

Por otra parte, hay que tener en cuenta que la función de la publicidad es informar que un servicio está disponible para ser consumido. Muchos de los que ya apostaban antes de la publicación del decreto saben a dónde ir para seguir apostando. 

Esto explicaría por qué el gasto en apuestas siguió aumentando a pesar de la ausencia de publicidad. Sobre los patrocinios, ya comentamos que hubo algunas excepciones. Esto nos lleva a concluir que los efectos de la aplicación del decreto se verán en el tiempo. Aún es muy reciente para evaluar la efectividad de la medida.