Granero, Robles, Egea, Generelo y Hierro, sus antecesores

La primera gran decisión de Del Olmo fue arriesgada. Confió el mando de la nave a Roberto Robles, que accedía al cargo desde el juvenil. El asturiano no logró enderezar la nave y el Oviedo se quedó fuera del…
Ir a la fuente
Author: La Nueva España