El fabricante de rodillos, Rodapín, amplía su catálogo de rodillos de poliamida antigoteo

/COMUNICAE/

Escoger la herramienta adecuada en cada proyecto, es una de las tareas más importantes antes de comenzar el trabajo de pintura.

Seleccionar un rodillo o una brocha que no cubra bien las necesidades del trabajo, puede sentenciar el acabado final.

Por ello y para solventar las demandas de algunos profesionales de la pintura, Rodapin ha creado este nuevo rodillo de poliamida de 13 mm de longitud de fibra.

Rodapin, fabricante de rodillos desde hace más de 60 años, ha diseñado un nuevo rodillo antigoteo respondiendo a las solicitudes de los profesionales del sector. A través de su experiencia y de los años de fabricación, este nuevo rodillo está diseñado para los técnicos más exigentes, que desean ofrecer la perfección en cada trabajo.

El rodillo CONTI-TECH consigue, tras un nuevo proceso de fabricación e investigación en materiales, que las fibras de poliamida estén firmemente unidas a la trama del tejido, por lo que la pérdida de éstas es casi inexistente. En todo momento y para una óptima utilización de la herramienta es necesario que previamente sea lavado y escurrido antes de utilizarlo.

Este tipo de rodillo es ideal para pintar en interiores. Gracias a su efecto antigoteo, se recomienda utilizar esta herramienta en paredes y techos. Además incorpora una novedad muy solicitada por los pintores. Se trata de un borde redondeado que evita las marcas cuando se pinta cerca de las esquinas.

Un último detalle sería su aplicación con pinturas plásticas, destacando una alta cubrición en colores vivos. Y para un acabado inmejorable, las paredes lisas o semilisas son la superficie idónea.

Recomendaciones para su uso y duración
Para mantener una herramienta a pleno rendimiento y con gran calidad, es necesario lavar exhaustivamente el rodillo después de cada uso.

Lavando las herramientas de forma asidua se elimina cualquier resto de pintura que haya podido quedar del anterior trabajo y que puede entorpecer el próximo si no se hace correctamente.

Un truco para eliminar los restos que han podido quedar, es lavar el rodillo con abundante agua, frotarlo y escurrirlo bien. Para que la acción sea 100 % efectiva, se debe realizar este paso las veces que sea necesario. Comprobar si el rodillo ha soltado toda la pintura es muy sencillo, simplemente deslizándolo sobre hojas de periódico. Si el periódico solo se humedece, el rodillo estará listo para la próxima mano de pintura.

En el caso del nuevo rodillo antigoteo CONTI-TECH, es importanteque esta recomendación se lleve a cabo antes del primer uso, con ello se conseguirá que los restos de fibra que hayan podido quedar sueltos desaparezcan antes pintar. También el polvo o la suciedad que puede existir en una herramienta de nuevo uso.

Aunque esta operación parezca obligada y muy común, las prisas entre los proyectos pueden provocar descuidos en el material, haciendo que las herramientas se vayan desgastando y perdiendo calidad.

Fuente Comunicae