AirHelp informa sobre los destinos que hay que evitar esta Semana Santa 2024 según los datos de vuelos de otros años

/COMUNICAE/

Los destinos internacionales son los favoritos por los pasajeros españoles. Los vuelos nacionales siguen siendo las opciones más puntuales. Hacia ciudades europeas, desde España, los aeropuertos con más viajes interrumpidos son Londres (Gatwick), Manchester y Stansted, con 313, 217 y 192 vuelos retrasados o cancelados -respectivamente-, entre 2022 y 2023. Por el contrario, Amsterdam y Dusseldorf son los aeropuertos europeos con mejores datos de aterrizaje para vuelos con origen en España

La Semana Santa es el primer periodo vacacional del año y, como tal, todo el mundo lo espera con ansia para organizar algún viaje. El tráfico en los aeropuertos se incrementa y, por tanto, es más habitual que se produzcan retrasos o cancelaciones de vuelos.

Por esta razón, AirHelp, la empresa tecnológica que mejora la experiencia de los pasajeros durante la posible interrupción de un vuelo, ha analizado las incidencias producidas en la Semana Santa de 2022 y 2023, para dar a conocer qué pueden esperar aquellos pasajeros que tengan programado algún viaje en avión estas vacaciones.

Durante la Pascua de 2022, más de 2,7 millones de pasajeros tomaron un vuelo desde España, y solo alrededor de 400.000 (15,1%) sufrieron alguna interrupción. Para el 2023, se registraron más de 3 millones de movilizaciones y, con este aumento, también se incrementaron los pasajeros afectados por retrasos y cancelaciones -más de 750.000 (25%).

A pesar de la puntualidad de los vuelos nacionales -solo presentan un 9% de interrupciones-, los turistas españoles prefieren los destinos internacionales -más de 1,8 pasajeros en 2022 y 2 millones en 2023-.

Por ello, AirHelp ha analizado los destinos europeos más y menos puntuales:

  • Los aeropuertos de Reino Unido de Gatwick, Manchester y Stansted encabezan el ranking con el mayor número de vuelos retrasados o cancelados durante la Semana Santa de 2022 y 2023.
  • En cambio, el aeropuerto neerlandés de Amsterdam y el alemán de Dusseldorf son los aeropuertos europeos que presentan los mejores datos, aunque por detrás de destinos nacionales como Madrid, Barcelona, Palma de Mallorca o Tenerife Norte.

Ambos años, el día con mayor número de interrupciones fue el Domingo de Ramos, día que da comienzo a la Semana Santa. Sin embargo, en España, no es festivo hasta el Jueves Santo; por eso, no es de extrañar que en 2023 este día también hubiera gran cantidad de pasajeros con vuelos retrasados o cancelados.

Conoce los derechos del pasajero antes de viajar en avión esta Semana Santa
Cuando los pasajeros experimentan problemas en su vuelo como cancelaciones, retrasos o denegación de embarque por exceso de reservas, pueden reclamar ciertas necesidades a la aerolínea:

  • Si el vuelo es cancelado o pierde una conexión debido a un retraso: la aerolínea debe ofrecer un vuelo alternativo con el mismo destino si el pasajero desea continuar con su viaje. En el caso de viajes nacionales, la aerolínea puede ofrecer un billete de tren.
  • Si el pasajero debe esperar varias horas en el aeropuerto: la aerolínea debe proporcionar comida, bebida e Internet o hacerse cargo de los gastos ocasionados por el retraso.
  • Si es necesario pernoctar debido a un retraso en el vuelo:  se puede reclamar el corte de un hotel y el transporte desde el aeropuerto.

Es importante que los pasajeros guarden todos los documentos relacionados con su viaje y los proporcionados por la aerolínea para poder reclamar reembolsos o indemnizaciones. Es fundamental conservar la tarjeta de embarque, los resguardos del viaje y conocer el motivo de la cancelación o el retraso, así como guardar todas las comunicaciones proporcionadas por la aerolínea. También se debe registrar la hora de llegada a destino.

Cuando se debe reclamar devolución del dinero o compensación económica
Cuando un vuelo es cancelado o a un pasajero se le deniega el embarque, las aerolíneas deben ofrecer transporte alternativo. El pasajero puede decidir rechazar la alternativa y pedir la devolución del importe completo del billete.

Además, si el pasajero ha tenido gastos adicionales durante la espera, puede pedir a la compañía que los cubra. La CE261 establece que los pasajeros tienen derecho a una indemnización de hasta 600 euros en caso de retrasos de más de 3 horas en la llegada a destino, cancelaciones sin previo aviso y overbooking. Esta compensación económica se puede reclamar retroactivamente hasta tres años después del vuelo.

La compañía aérea puede eximirse de esta obligación en casos de condiciones meteorológicas adversas o urgencias médicas, pero en caso de huelgas o interrupciones ocasionadas por el personal de la aerolínea, los pasajeros tienen derecho a hacer sus reclamaciones.

Fuente Comunicae

Powered by WPeMatico

Ir a la fuente
Author: