19 enero, 2018

El nuevo estilo de vida del siglo XXI

/COMUNICAE/

El nuevo estilo de vida del siglo XXI

Un estilo de vida más sano y la exigencia del día a día, está haciendo que muchas personas se decanten por otro tipo de costumbres y rutinas menos agresivas para su organismo

La sociedad que está implantada actualmente empuja a cualquier persona a tener un estilo de vida más activo. Algo que, se ha comprobado, solo se consigue siendo respetuosos con el organismo. Quizá por ello, algunos ámbitos como el de la belleza, junto con otros como el de la alimentación, se han pasado a un lado mucho más sano o, dicho de otro modo, menos nocivo.

El auge de la alimentación ecológica
La alimentación es uno de los sectores que más está notando estas nuevas tendencias. El concepto fitness y el culto al cuerpo, han hecho que las costumbres alimenticias hayan cambiado.

Ahora no es raro comprobar cómo la inmensa mayoría de las personas se decantan por alimentos de una procedencia mucho más sana como por ejemplo el aceite ecológico, los animales criados en libertad o los lácteos libres de tratamientos hormonales.

Junto a esto, la reducción de la ingesta de alimentos procesados, entre otros, hace que la propia industria del alimento se esté replanteando su estrategia comercial.

Los beneficios de los cuidados alternativos
Junto con el afán de verse bien por dentro, también está el de verse bien por fuera. De ahí que los tratamientos de belleza convencionales, tanto para hombres como para mujeres, estén pasando a un segundo plazo de manera progresiva.

Una nueva realidad se ha instaurado y productos como el jabón ecológico, champús libres de parabenos o incluso recipiente de cremas y lociones en los que el bisfenol no tiene cabida, son una constante. El objetivo es elaborar tratamientos lo más naturales posibles. La química, está dejando paso a la naturaleza.

La demanda de este tipo de productos está haciendo que las empresas de estos sectores tomen buena nota de ello. No en vano ya se puede ver cómo algunas marcas con una gran repercusión están incorporando, dentro de su oferta, productos naturales y ecológicos en los que prima la ausencia de compuestos químicos.

Fuente Comunicae

Powered by WPeMatico

UA-74459725-1